Entre la vida y la muerte.

    Comparte
    avatar
    TeOs
    Observador.

    Cantidad de envíos : 7

    Entre la vida y la muerte.

    Mensaje por TeOs el Lun Abr 05, 2010 5:52 pm

    Aqui mi primer Fic =D.

    Evaluación

    Spoiler:

    1.- La ortografía, gramática y apariencia - 10/20 puntos.
    No se puede decir que tu ortografía sea perfecta, ya que te faltan bastantes tildes. Pero lo que más me llamó la atención fueron varias palabras que escribiste (no, no me refiero a que pusiste "vestía" con "b"), por ejemplo, "abecés". Lo correcto sería "a veces". No me explico cómo se puede tener tantos errores en una palabra... En fin. Y como ese, algunos más. Luego... te comes bastantes puntos, y el nombre de la ciudad lo pusiste con minúscula. A parte de que a "Cesar" no le pusiste tilde... Cuando el nombre reglamentario sí la lleva ("César"). Intenta mejorar un poquito más en esto, y fijarte más. Tampoco entiendo por qué dejas tanto espacio entre los párrafos.

    2.- Trama y originalidad - 15/20 puntos.
    Bueno, parece interesante. Aunque tendrás que desarrollarla más para poder ver con claridad de qué trata... ¿Lo acusarán del asesinato de estas dos personas? Pobre... Espero que no.

    3.- ¿Cómo te expresas? Unión y sentido de las palabras que escribes - 10/15 puntos.
    No escribes de maravilla, la verdad. Hay cosas que no entendí... Ejemplo: "Señora: Pero no vas a desayunar" ... Esta frase me costó entenderla. Te comiste los signos de interrogación, ¿o qué? Y el resto son parecidas, si te pones a releer el capítulo te das cuenta tú solo de cuáles son. Luego... queda muy feo escribir un páragrafo usando simplemente ",". No está mal meter un punto por el medio para que quede todo más ordenado ^^.

    4.- ¡Extras! - 0/5 puntos.
    No hay.

    5.- Gusto personal del evaluador - 2/5 puntos.
    No está mal del todo, pero los fallos que cometes al redactar hace que se pierda un poco de interés. Estoy seguro de que si te esfuerzas un poco más y relees lo que escribes podrás conseguir un acabado notablemente mejor ^^.

    -- Total: 37/65 (el mínimo es 35, por lo que estás aprobado) --




    Gracias por los consejos Daviid.

    Ahora si, aqui el fic.

    Introducción:


    Spoiler:
    Los sentimientos, dones con los que nace un ser humano un don que si sabe usar puedes descubrir cosas que te aran feliz el resto de tus días, lamentablemente yo perdí todo rastros de sentimientos. Soy una persona solitaria ya que mis padres murieron y no tenía cuando tenia tan solo 12 años de edad, no tenia más familia, ni hermanos, ni tíos, ni abuelos solo éramos mis padres y yo. Desde el día que ellos se murieron me volví una persona fría sin un rastro de sentimientos, solo de tristeza.



    Ahora han pasado 5 años desde que toda mi vida se fue abajo, ya tengo 17 años de edad y todo sigue igual, lo único que cambio en mi vida fue que conseguí un empleo una tienda de música y estoy alquilado en una pequeña casa.



    Capitulo 1: Desgracias

    Spoiler:
    El despertador sonaba, el tono era un poco anticuado es mas era el mismo tono tradicional de un despertador. Me desperté, me pase la mano por la cara y luego de el típico bostezo



    ¿????: Ahhhhh -. Exprese con un poco de flojera-.




    Me levante y vi la habitación igual que siempre, las paredes eran color blanca que hacían sentir una sensación de espacio infinito, el piso tenia una gran alfombra negra que lo cubría todo ya que el techo goteaba agua siempre, el closet era color marrón, se veía grande por fuera pero en realidad era chiquito por dentro y lleno de termitas que lo iban acabando poco a poco, la puerta para salir de la habitación tenia la manilla caída y había que empujarla para que abriera.



    Puse mis pies en el piso lentamente me acerque al closet lo abrí y saque una camisa color azul, un pantalón color negro junto a unos zapatos que estaba totalmente desgarrados, eran de color negro. La camisa tenía una identificación que decía: “Nombre: Albert Kamasoki. Años: 17. Asistente personal del Dueño de DJ music”.



    Soy un chico no muy alto, con el pelo corto, ojos marrones, delgado, color de piel morena, mi actitud siempre a sido normal no tomo mucha importancia a las cosas, solo cuando hablan de alguien de mi familia



    Al terminar de vestirme empuje suavemente la puerta la cual me cayó encima



    Albert: Auch -.Dije sin expresar ninguna clase de importancia por recibir el golpe.-.



    Me quite la puerta de encima y al salir del cuarto la volví a colocar. Vi la casa de reojo, no era muy grande, el techo goteaba agua y el piso estaba dañado por la filtración, habían cuadros en las paredes eran viejos ya que las fotos eran en blanco y en negro, había una gran mesa en el fondo de la casa que estaba un poco vieja me acerque rápidamente a la mesa jale una silla y me senté. De pronto una dulce voz se escucho, era delicada y dulce.



    Señora: Veo que ya despertaste.- dijo alegremente.



    Dijo una señora un poco gorda, con el pelo despeinado, los ojos era de color negro, su piel era pálida, su estatura era media y siempre bestia con una bata roja y cargaba unas pantlufas roja. La señora siempre a sido amable conmigo



    Albert: Si, ya me voy a trabajar



    Señora: Pero no vas a desayunar



    Albert: No, no tengo hambre, pero si no le importa me puede dar un taza de café



    Señora: Si, tranquilo.- .Expreso la señora con mucha tranquilad-.



    La Señora entro a la cocina, y salio en un instante con una taza color blanca. El café era negro como el espacio



    Albert: Gracias-. Tome la taza de café y me lo tome todo de un trago

    Me levante, camine hasta la puerta abrí y me fui sin decir adiós



    Observe el barrio donde había nacido, donde viví buenos y malos momentos. El barrio donde vivo se llama disgraci city un particular nombre para todo lo que me ha pasado aquí. El barrio no era muy grande y no había mucho que describir de el solo sus apesto terrorífico que asía que mucha gente se alejara de aquí. Camine un rato observaba a los niños que jugaban con sus pelotas de goma, los perros persiguiendo a los gato y la muchas ratas que habían aquí comiéndose la basura.



    Albert: El mismo barrió aburrido de siempre-. Exprese de una forma aburrida-.



    Me pare frente de una tienda, ese era mi destino. La tienda por fuera era de color azul las paredes del frente y rojo las de los lados y la de atrás, el techo tenia una forma de CD que hacia que sobre saliera de la tienda, debajo del techo había un letrero que decía en letras grandes y rojas “Dj music el mejor lugar para comprar tu CDs”



    Abrí una gran puerta blanca a mi frente y entre al local. Era igual que afuera la única diferencia que las paredes dentro eran rojas por todos lados, que habían estantes llenos de CD de música.



    Cesar: Llegas tarde Albert, como siempre



    Dijo un señor alto. Cargaba un esmoquin negro unos zapatos casuales y uy bien pulidos, color de piel blanca, sus ojos son azules, su pelo siempre esta siempre bien peinado. El siempre era estricto con las personas que incumplía con su trabajo, bueno que mas puede hacer si es el dueño de la tienda, ademas es una persona vieja tiene 45 años de edad y ya esta hato y cansado



    Albert: Pero señor son las 8:02 am y…



    Cesar: Y la hora de llegada es a la 8:00. Dos minutos tarde es imperdonable-. Gruño.- Que pasaría si dejara que los empleados llegaran dos minutos tarde, se confiarían y empezarían a llegar una hora o incluso dos horas mas tardes



    Albert: Pero.



    Cesar: Pero, nada, abecés pienso que debería despedirte-. Replico mientras se marchaba-.



    Albert: …



    Dani: Jajajaja. Al pequeño Albert lo van a despedir-. Río una persona que se encontraba a mi lado-.



    Albert: -.Reaccionando, volteando-. No sueñes Dani, igual si me despiden tu no te quedaras con mi puesto.



    Dani: Argg.- Gruño molesto, mientras se marchaba -.



    Dani era un chico que me tiene celos por que yo soy la mano derecha del señor Cesar, se podría decir que es mi enemigo, pero la verdad no me importa. El es de mi misma edad, es de estatura baja los ojos los tiene verde, su color de piel es morena, tiene su pelo en forma de cresta, su ropa era la misma que la mía solo que con diferente etiqueta y que usaba una correa negra muy ridícula. En términos comunes Dani era un idiota.



    Yo camine hasta la oficina, entre y vi como el señor Cesar estaba sentado en su silla de espalda y vi como un baso estaba reventando en el suelo. Me acerque rápidamente a donde se encontraba y lo único que encontré fue al viejo botando baba. Primero pensé que se había desmayado pero me di cuenta de que tenía los ojos abiertos.



    Albert: Señor Cesar, que le pasa. Despierte por favor.



    Puse su mano en la cabeza y me di cuenta de que esta frío, eso solo podía significar una cosa, estaba muerto, pero como el señor cesar era muy saludable.



    Albert: Bueno en estos momentos no es hora de hacerse el detective, mejor le aviso a alguien.



    Le di la espalda al señor y rápidamente fui a avisarle a alguien. Salí de la oficina y a la primera persona que vi fue a Dani.



    Albert: Dani ven aquí, rápido-. Le susurre-.



    Dani: Que pasa idiota



    Albert: El Señor Cesar esta muerto, pero no le digas nadie -.Le susurre-.



    Dani: ¿¡Que el señor Cesar esta muerto!?-. Grito de una manera escandalosa-.



    En ese momento todos los clientes se nos quedaron mirando.



    Albert: (Lo primero que le dije)-. Dije en mi cabeza-.



    Dani: ¿Pero Como?-. Corrió hacia la oficina-.



    En ese momento vi como las miradas recaían en mí. No se porque, pero me sentía culpable, lo único que pude hacer fue retirar a los clientes y cerrar el local mientra la policía y la ambulancia llegaran. Luego de unas horas llego la policía y una ambulancia. La ambulancia se llevo al muerto para ver que como habría muerto. Mientras que la policía nos interrogaba dentro de la oficina, interrogaron empleado por empleado hasta llegar a mí. Entre la oficina cuando un policía me sentó de golpe en una silla.



    Policía: Muy bien chiquillo los demás empleados me dijeron que tu fuiste el ultimo en entrar a esa oficina



    Albert: Si, pero cuando entre ya se encontraba muerto



    Policía: Ya veo. Otros testimonios me dicen que discutieron antes de que muriera, ¿Es eso cierto?

    Albert: Si fue por llegar tarde, pero solo fueron dos minutos tardes



    Policía: A mi no me importa cuanto tiempo fue-. Grito-. También me dijeron que amenazo con despedirte. ¿Acaso es eso mentira?



    Albert: No, pero es igual el siempre me dice lo mismo.. -. Le explique con un tono desafiante-. Acaso uste cree que mataría a mi jefe, no soy idiota no me quiero quedar sin empleo



    El policía se quedo callado, pensé que fueron por dos opciones:



    A) Tal vez porque cree que digo la verdad

    B) Tal vez fue porque la ultima oración fue tan inhumana que lo dejo callado



    El policía bajo la mirada y lentamente abrió la puerta de la oficina



    Policía: Te puedes marchar-. Dijo con la cabeza abajo-.



    Lentamente me pare y salí de la oficina, ya no quedaba nadie en el negocio solo los policías que iban e inspecciona el lugar. Subí la mirada y vi un reloj marcaba que eran las 11:02 AM



    Albert: Ya pasaron 2 horas desde que llegue



    Salí del local, y me dirigí a la residencia. Al llegar vi carro de policías a los alrededores de la casa



    Albert: ¿Que y ahora que pasa?



    Corrí y vi como sacaban el cuerpo de la pobre señora. Al ver esto me acerque a un oficial



    Albert: ¿Oficial que ocurre?



    Policía: La señora a muerto.



    Albert: ¿Qué? ¿Pero como?-. Grite perturbado-.



    Policía: No sabemos nada, solo recibimos una llamada que decía que viniéramos a esta casa.



    Albert: (Quien podría ser si esa señora no tiene familia, solo me tiene a mi y eso fue cuando llegue aquí hace un año) ¿Señor no sabe quien hizo la llamada?



    Policía: Esa información es privada. ¿Oye Por que te interesa tanto esta información?-. dijo el señor con una cara de duda



    Albert: Porque vivo aquí…



    Policía: -.Bajo la cara apenado.- Lo siento chico, lastima lo de tu mamá

    Esa última palabra me llego al corazón como cuando una espada es clavada en un guerrero traicionado



    Albert: Señor, esa no es mi mamá, mi mamá murió cuando tenia 12 años



    Policía: -. Apenado se fue-.



    Lo único que pude hacer fue irme en la ambulancia con la pobre señora que me ayudaba en lo que pudiera. Al llegar al hospital los doctores me dijeron que tenía que esperar todo el día por lo menos para determinar la razón de su muerte.



    En este mismo hospital se encontraba el Señor César pero de verdad no me quise acera hasta halla, aun tenia esa razón de culpa que no se porque sentía eso.



    Pase todo el día en el hospital y nada solo me quedaba esperar.


    Bien espero que sea de su agrado. Y que se tomen un tiempo en leerlo ^^

    (PD: Pase la introducción y el primer capitulo, por falta de desarrollo de la introducción)
    avatar
    neko-
    Observador.

    Cantidad de envíos : 33

    Re: Entre la vida y la muerte.

    Mensaje por neko- el Dom Abr 11, 2010 9:03 pm

    wow esta muy bn aunque mucho floro a y tambien considerando que este es el segundo fic que leo xDDD asiq ue no se mucho pero ta muy bien a mi parecer y como dije menos palabreo(floro) xDDD siue espero el siguiente capitulo
    avatar
    Daviid_182
    Observador.

    Cantidad de envíos : 392

    Re: Entre la vida y la muerte.

    Mensaje por Daviid_182 el Jue Abr 29, 2010 5:22 pm

    Ya te dije casi todo en la evaluación, así que ahora no me queda mucho que decir... Solamente, que quiero un nuevo capítulo nuevo! <3, no lo abandones, tienes potencial... Aunque debes pulir unas cuantas cosas, pero lo que es la fuerza, tener la tienes [?]

    Quiero ver como continua la historia... tengo la sensación de que se pondrá interesante =D.
    avatar
    TeOs
    Observador.

    Cantidad de envíos : 7

    Re: Entre la vida y la muerte.

    Mensaje por TeOs el Vie Abr 30, 2010 10:07 pm

    Bien primero que nada tengo que agradecer a los que dedicaron un minuto de su tiempo a leer mi fic


    Capitulo 2: La maldición



    Spoiler:
    Definitivamente hoy no había sido mi día, murió la dueña de la casa donde vivo, y mi jefe también. Todo era un poco extraño los dos murieron sin ningún motivo, yo diría mas bien que fueron asesinados, pero igual mi palabra no valía ante los médicos, ya que ellos decían que murieron de un infarto. Claro eso no me importaba mucho, lo único que me importaba en ese momento era mi sensación de culpa, tras la muerte de ellos dos.

    Albert: Creo que ya es hora de irme de aquí, son las 12:00 PM y creo que dormir me haría bien -. Exprese sin algún interés-.


    Así es aun me encontraba en aquel hospital, aunque me quería ir desde hace mucho los doctores no me dejaron ya que tenia que firma algunos papeles del seguro. La razón por la querer irme fue el ambiente tan triste que se respiraba hay no lo soportaba, era mucho para mi.

    Camine fuera de ese ambiente desagradable, salí a la calle y unas pequeñas gotas de agua comenzaron a caer poco a poco, una tras de otra y cada vez más rápido. Tome un pequeño dedazo de cartón, y lo sostuve encima de mi cabeza para no mojarme tanto.

    Corrí a toda velocidad, tenía que llegar pronto a la casa si es que no me quería mojar. Dure 15 y largos minutos corriendo en los cuales algunos carros que pasaban por la calle me mojaron. Llegue a la pequeña casa, abrí la puerta y tire el cartón al suelo. Me quite los zapatos para evitar mojar el piso. Fui a mi cuarto, me quite la ropa y me puse una pijama completamente azul.

    Me tire a la cama si ni siquiera bañarme solo quería dormir para ver que era lo podría pasar al día siguiente.

    Tras intentar quedarme dormido unos fuertes golpes se empezaron a escuchar por toda la habitación, estos se acompañaban de pasos y de sonidos muy agudos que penetraban en mis sensibles oídos.

    Albert: Arrg, ¿Quién anda hay? -. Grite con dolor mientras me tapaba los oídos-.

    Los ruidos cesaron al yo hablar, lo primero que supuse fue que simplemente era mi imaginación, pero esa idea se fue cuando comencé a flotar en el aire.

    Albert: Ahhh -. El miedo me consumió, no sabía que pensar todo pasaba muy rápido-.

    De repente fue lanzado contra la pared, reventando a la misma. Ya era un echo lo que pasaba aquí definitivamente no me quería vivo. Me levante con algo de dolor y centre mi vista a la cama, no la podía despegar de ese sitio. Ya que un gran hombre de gran sombrero rojo, y un esmoquin negro se encontraba sentado en ella. Sus ojos ni su cara se podían observar gracias al sombrero.

    Hombre extraño: Al fin te encontrado Albert-. Expreso con una gran voz grave-.

    Albert: -.Con miedo- ¿Quién eres tu? ¿Cómo sabes quien soy? Y sobre todo ¿Cómo entraste

    Hombre extraño: Entrar aquí es facil para un fantasma -.Comento mientras reía-. Se quien eres gracias a que me conociste hace mucho, ¿O acaso no reacuerdas de mi?

    Albert: ¡Un fantasma! -. Exprese horrorizado-.

    El gran hombre levanto su sombrero y dio a conocer su cara, tenía cicatrices en toda ella, acompañada de quemaduras. Sus ojos eran color sangre, con un pequeño punto negro al fondo. Al mismo tiempo que la observaba me pude dar cuenta de quien era

    Albert: Tu, tu eres Tomas -. Dije sin poder hablar mucho

    Tomas: Parece que si me recuerdas, mi tan odiado enemigo

    Albert: ¿¡Pero creí que habías muerto!?

    Tomas: Si, lo hice pero antes de hacerlo jure matarte

    Me congele del miedo haber que el figura espectral se acercaba a mi lentamente.

    Albert: ¡Aléjate¡ -.Grite mientras me echaba hacia atrás, algo que era inútil ya que estaba detrás de la pared-.

    Tomas: ¿Acaso me tienes miedo?-. Exclamo mientras reía-.

    Cada vez se encontraba más cerca de mí. Finalmente llego hasta mí, me agarro desde el cuello y me levanto. Me ahorcaba

    Tomas: Hare lo mismo que hice con César y la vieja esa, matarte


    Albert: Maldito, con que tu los mataste -. Hable con las pocas fuerzas que me quedaban-.

    Tomas: Claro ¿o no te parece raro que hayan muerto misteriosamente?

    Me quede si poder ni decir una palabra ya que cada vez apretaba mas fuerte.

    Tomas: No te matare aun, seria muy aburrido -.Exclamo mientras me soltó-. Pero no creas que te dejare libre, pues te dejare con la maldición

    El fantasma extendió mi mano izquierda y la estrello con su mano izquierda, causando como si una marca en mi mano

    Tomas: No crees que esto se quedara así, nos volveremos a ver

    Por alguna extraña razón no podía hablar, y de un momento a otro sentí como caía desmayado mientras Tomas se alejaba.

    Albert: Ahhhhhhh -.Grite mientras despertaba-.

    Al parecer todo había sido una pesadilla, así que aliviado levante mi mano izquierda y la puse frente mis ojos

    Albert: No puede ser, todo fue verdad -.Dije mientras observaba símbolos extraños los cuales no puedo describir-. Entonces Tomas de verdad es un fantasma, y quiere venganza. Aunque cave destacar que el asesino a mi jefe y a esa pobre señora, de seguro lo hizo para atormentarme.

    Me levante con un poco de pena ya que descubrí porque sentía culpa por los dos muertos, y es porque por venganza lo mataron.

    Albert: Genial estoy metido en un problema grande, y para rematar mi mala suerte tengo esta marca que no si para que es.

    Luego de refunfuñar fui al baño me bañe, me cepille y me vestí para ir a la clínica y de hay al trabajo a ver que pasaba con la tienda.

    Llegue al hospital, entre y vi una gran cantidad de policías adentro de este. No le preste mucha atención a esto ya que solo me interesaba ir al lugar donde realizaban las autopsias a preguntar si ya la señora donde ahora vivo estaba lista para ser enterrada. Llegue aya y un doctor me recibió

    Doctor: ¿Tú debes de ser Albert, cierto?

    Albert: En efecto

    Doctor: Bien, policía vengan

    Los policías que se encontraban en la entrada se acercaron a mí.

    Albert: ¿Qué pasa?

    Doctor: Veraz luego de varios análisis descubrimos que las señora murió asesinada y no de un infarto.

    Policía: Y según estos reportes médicos el señor llamado César murió de asesinado y no de un infarto. Y como tu fuiste el único que estuvo en mas contacto con ellos, deducimos que tu los asesinaste

    La noticia me callo como bomba, no pude hablar si quiera todo esto era mucho, saber que me culpaban de un asesinato de el cual era inocente. Lo único que podía decir era que un fantasma los mato, pero claro no mi iban a creer.

    Los policías me pusieron las esposas, las cuales no merecía llevar. En ese justo momento una señora con un bebe a su lado se acerco. Esa mujer era la esposa del señor César y el bebe que cargaba era su hijo

    Mari: Que gran decepción Albert, César hablaba muy bien de ti y tu lo mataste. No mereces ni vivir

    Eso me lastimo demasiado saber que esa señora pensara de mi así era injusto. Mari la esposa del señor César se cateterizaba por sus pechos grandes, sus labios lisos, su pelo castaño que le llegaba hasta sus delgadas y delicadas caderas. Su color de piel era morena, sus ojos eran verdes claros y era de estatura baja. Su hijo no se podía describir mucho, solo que tenia las mismas cualidades físicas de su padre o por lo menos casi todas.

    Mari se fue y tras de ella me fui yo. Los policías me lanzaron a su auto como si fuera un perro, recorrimos una hora de camino ya que me iban a encerrar en la prisión de la capital, hay encerraban a los peores criminales y a mi me consideraban como uno





    Eso es todo, ah una cosa si creian que el fic era de asesinos, pues no se equivocaron del todo. Otra cosa si quieren saber quien es Tomas, sobre la maldición y que pasara con Albert, pues no se pierdan el proximo capitulo



    PD: El capitulo no es tan largo ya que se me borro una gran parte de este, espero que igual les guste
    avatar
    Daviid_182
    Observador.

    Cantidad de envíos : 392

    Re: Entre la vida y la muerte.

    Mensaje por Daviid_182 el Sáb Mayo 01, 2010 12:51 pm

    Interesante... Por lo que veo tratará sobre fantasmas y cosas del más allá [?] .. Y eso me gusta :3! Fue un capítulo sencillo de leer... no vi tantas cosas raras como en el otro xD; aunque tienes problemas con la ortografía... Pero bueno, no es para matarte... (aunque en no se qué parte escribiste "aya" ... cuando sería allá, me parece) .. Y, una de las cosas raras que encontré fue esta: Albert: ¿¡Pero crei que habias muerto!? .. No sé qué pinta la interrogación en esa oración, pero bueh xD.

    La trama anvaza bien... ahora irá a la cárcel por culpa de ese Tomas? T^T (No debería llevar tilde en la a ese nombre? Aunque igual lo pronuncias como en ingles...)

    Y creo que nada más; espero por el próximo capítulo :'3.

    Contenido patrocinado

    Re: Entre la vida y la muerte.

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Lun Sep 25, 2017 2:31 pm